El Ácido Hialuronico es un componente natural de nuestro organismo, se encuentra principalmente en la piel (50%), articulaciones, ojos y en menor cantidad en otros órganos.

El cuerpo humano esta formado en su mayor parte por agua (70%) y necesita de mecanismos que la mantengan hidratada en las células y tejidos. Esta capacidad se pierde con el paso del tiempo
La función primordial del AH es la de aportar volumen, mantener la piel hidratada, firme y elástica reteniendo agua. También estimula el fibroblasto responsable de la producción de colágeno y elastina.